Desayunar en Torrejón de Ardoz y hacerlo en Masamiga es asegurarse de hacerlo de la mejor forma posible. La satisfacción del cliente es nuestra razón de ser. Que cuides tu alimentación nuestra intención. Por eso te ofrecemos una cuidada selección de platos con los que llevar una dieta sana y equilibrada. Sin que tengas que cocinar pero teniendo la certeza de que tienes ante ti auténtica comida casera sin aditivos ni conservantes. Con las mejores materias primas para dar a nuestros platos todo el sabor.

Somos un punto de referencia en el que comprar pan de masa madre en Torrejón de Ardoz. ¿Por qué hemos apostado decididamente por este pan desde nuestros inicios en 2015? Pues porque, si elaboramos una pieza de panadería o bollería con masa madre, sabemos que adquiere unas características propias, un sabor único. Nada más alejado de la fabricación industrial. La masa madre usa fermentos naturales que mutan con el paso de las horas. Es difícil de trabajar y por eso hay que confiar en obradores como el de Masamiga, con verdaderos profesionales del ramo. Nuestros panaderos y pasteleros trabajan de forma artesanal y por eso utilizan masa madre en sus elaboraciones.

El truco está en la harina y el agua sin añadir ningún tipo de levadura. Es la propia harina, con sus levaduras y bacterias, la que origina la fermentación de la masa de forma espontánea. Cuando nuestro pan casero en Torrejón de Ardoz se elabora con masa madre hace que este sea mejor para el organismo. Un pan con un sabor y unas propiedades organolépticas diferentes. El pan que ponemos a tu alcance es una opción más sana y sabrosa con una acidez diferente. Eso es lo que marca la diferencia. Porque el pan industrial se prepara con levaduras químicas y por eso el proceso fermentativo es artificial.

15039543_334655140230916_8590498196983365440_o
16729272_379319142431182_1788375996084416684_n

Un pan con personalidad propia

Un pan o una pieza de bollería siempre sabrán mejor si se elaboran con masa madre. Aunque el tiempo de fermentación es más lento y su proceso de elaboración es más laborioso, merece la pena. Los panes industriales se secan muy rápido y se quedan duros. En cambio, uno de masa madre que compres en Masamiga te puede durar hasta 4 o 5 días. Además, cuanto más longeva sea la masa madre, mayores serán sus resultados. Los profesionales panaderos se encargan de crear una masa base y de ir alimentándola mientras se consume.

La masa madre está compuesta de fermentos vivos y hay que cuidarla. Por eso es importante comprar este tipo de pan en establecimientos de confianza. Para disfrutar de un pan que destaca por su consistencia, personalidad y esponjosidad. Ideal para acompañar a la comida, hacerte una tostada o un bocata.